Cómo acercarnos sigilosamente al problema

Aumentando tu efectividad con EFT, parte 6.

Cómo usar las Técnicas Gentiles de EFT para comenzar suavemente a bajarle la intensidad emocional a algo que de otro modo podría ser demasiado intenso. Hoy veremos la técnica de Acercarnos Sigilosamente al Problema.

¿Recuerdas la analogía de «Ricitos de Oro y los 3 osos» que usé en la tercera parte de esta serie de artículos? En resumidas cuentas, la sopa puede estar «demasiado caliente», «demasiado fría» o «a la temperatura justa». Lo mismo para aquello que enfocamos cuando hacemos tapping. «Demasiado caliente» es cuando la intensidad emocional es muy alta y abrumadora. Y «demasiado frío» es cuando no genera ninguna intensidad emocional porque no logra activar esas vías neuronales y energéticas conectadas al problema que queremos trabajar.

Entonces, ¿qué podemos hacer cuando queremos trabajar alguna cuestión «cuya temperatura es demasiado caliente»? Bueno, al igual que con un plato de sopa, hay maneras de tomarla sin quemarnos la lengua. Por ejemplo, soplando antes, o sirviéndonos con la cuchara del borde del plato, que es donde la sopa no suele estar tan caliente.

Esto es lo que las Técnicas Gentiles de EFT nos ayudan a hacer: nos permiten comenzar suavemente a bajarle la intensidad emocional a algo que sería demasiado intenso y abrumador si quisiéramos abordarlo directamente de frente, «distanciándonos de la zona más caliente de la sopa». Por lo tanto, hoy hablaremos de una de estas Técnicas Gentiles, conocida como la técnica de «Acercarnos Sigilosamente al Problema».

Pero antes quiero hacer una aclaración importante: si bien voy a hablar sobre cómo usar estas Técnicas Gentiles por nuestra cuenta, si sospechas que estás lidiando con un recuerdo traumático (por ejemplo, en el cual tu integridad física estaba en riesgo), te sugiero fuertemente que lo trabajes con la ayuda de un practicante certificado de EFT. Sin embargo, si el recuerdo es intenso pero no necesariamente traumático, por ejemplo, una discusión con una amiga, entonces puedes pensar en probar algunas de estas Técnicas Gentiles.

Entonces, ¿en qué consiste la técnica de «Acercarnos Sigilosamente al Problema?» Consiste básicamente en hacer tapping enfocando primero el miedo o preocupación que te genera la idea de trabajar cierto recuerdo, en vez de enfocar directamente dicho recuerdo.

El primer paso es simplemente adivinar cuán intenso emocionalmente puede llegar a ser, ya que si quisieras medir la intensidad pensando en detalle en ese recuerdo, eso ya de por sí podría resultar abrumador.

Luego, lo que haces es comenzar a hacer tapping «a una cierta distancia» del recuerdo. En vez de usar frases como: «Aunque siento toda esta tristeza en mi garganta cuando recuerdo el modo en que mi jefe me gritó delante de todos, me acepto de todos modos», como haríamos cuando usamos la Receta Básica de EFT; usás en cambio este tipo de frases: «Aunque la mera idea de trabajar este recuerdo me da mucho miedo, igual me acepto de todos modos». Y la frase recordatoria podría ser «este miedo» o «este miedo al pensar en trabajar este recuerdo».

Luego de completar esa ronda de tapping, puedes preguntarte: «¿qué siento ahora cuando pienso en trabajar este recuerdo?». Si te sientes mucho más relajado/a al respecto, puedes comenzar a aplicar la Receta Básica de EFT como de costumbre. Pero si en cambio todavía sientes miedo, preocupación o aprehensión, puedes continuar «acercándote sigilosamente al problema». En ese caso, para la siguiente ronda de tapping utilizarías frases como: «Aunque aún siento ansiedad al pensar en trabajar este recuerdo, igual me acepto de todos modos».

O si estamos trabajando con un cliente, tal vez tengamos que utilizar una frase como: «Aunque me da vergüenza hablar de este recuerdo, igual acepto como me siento».

Al utilizar el tapping de esta forma, vas disminuyendo esos temores de modo tal que el proceso de EFT pueda ser lo más gentil y seguro posible, en vez de tener que «apretar los dientes» y experimentar una gran incomodidad. Y además, también estás trabajando el recuerdo en cuestión, indirectamente y «comenzando por los bordes». De forma tal que cuando finalmente comienzas a enfocar el recuerdo con la Receta Básica de EFT, notarás que su intensidad emocional es mucho menor de la que hubiera sido originalmente si no hubieras hecho todas esas rondas de tapping previas, “acercándote sigilosamente al problema”.

Cabe aclarar que si luego de varias rondas de «Acercarte Sigilosamente al Problema», aún no te sientes seguro/a con respecto a trabajar ese recuerdo, esto puede ser un indicio de que sería conveniente conseguir la ayuda de un practicante certificado de EFT para poder trabajar dicho recuerdo con él.

Eso es todo por hoy. Espero que este artículo te haya sido de ayuda. Me llamo Bruno Sade y soy practicante certificado de EFT, así como también psicólogo matriculado en Argentina. Utilizo EFT como herramienta para ayudar a las personas (que hablan inglés o español) a cambiar sus reacciones emocionales y también a superar el miedo al rechazo.

Y me encantaría que me digas, ¿alguna vez has utilizado alguna de las Técnicas Gentiles? ¿Qué opinas de la técnica de «acercarnos sigilosamente al problema»? Házmelo saber aquí abajo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.