¿Estás «cambiando los canales de TV demasiado rápido» mientras haces EFT?

Aumentando tu efectividad con EFT, parte 15.

¿Sentiste alguna vez que estabas pensando en demasiadas cosas a la vez mientras hacías una ronda de tapping? Tal vez la siguiente analogía del televisor mental te sea de ayuda.

¿Alguna vez escuchaste la frase «qué es lo que se te viene a la mente»? En el sentido de: «¿qué imagen, frase o sensación se te viene a la mente ahora?». Me gustaría que pensemos en la analogía de un «televisor mental». Pero antes consideremos lo siguiente:

Desde el punto de vista más elemental, EFT consiste en hacer tapping en determinados puntos que se usan en la acupuntura mientras usamos la siguiente estructura: «Cuando pienso en… siento… (determinada emoción/sentimiento/sensación displacentera)». El propósito de EFT es disminuir y/o disolver la intensidad emocional displacentera asociada a aquello en lo que estás pensando.

Sabemos también que EFT funciona mejor cuando somos específicos. Y una forma de lograrlo es pensar en «eventos específicos» (ya sea recuerdos o situaciones futuras imaginarias). Asimismo, es muy común que luego de cada ronda de tapping tu mente pase a enfocarse en uno o varios aspectos diferentes del problema. A esto se denomina «aspectos cambiantes» en EFT. 

Por lo tanto, tal vez ahora estás pensando en una parte diferente del recuerdo, o directamente en otro recuerdo. Y al pensar en este nuevo aspecto, tal vez la emoción/sentimiento/sensación que sientes ahora sea la misma que en la ronda anterior, o quizás sea distinta. De cualquier modo, puedes continuar haciendo tapping adaptando tus palabras a lo que estés sintiendo y pensando ahora.

Entonces, volvamos a la analogía del «televisor mental». Si imaginas que en tu mente hay un televisor, éste tiene varios canales que podemos sintonizar. Un canal puede ser un evento específico, una imagen mental, una frase, etcétera. Es como si dijéramos: «Al sintonizar este canal de televisión, siento… (determinada emoción/sentimiento/sensación displacentera)». 

Ahora bien, ¿para qué nos sirve esta analogía? Simplemente para señalar que, si bien es común que nuestra mente «cambie de canal» durante o luego de cada ronda de tapping, ya que la intensidad emocional displacentera asociada a él ha bajado lo suficiente como para que ahora emerja otro aspecto que llama más nuestra atención, lo recomendable es no cambiar los canales demasiado rápido.

Porque si durante una ronda de tapping estás cambiando los canales de televisión demasiado rápido, como si estuvieras haciendo «zapping», no le estás dando a EFT el tiempo suficiente para disminuir la intensidad emocional displacentera asociada a ellos. Lo más probable es que, al finalizar la ronda, todos aquellos canales que has sintonizado sigan teniendo la misma intensidad emocional que antes.

Por lo tanto, te recomiendo intentar permanecer en un solo «canal de televisión» por ronda o, en todo caso, si vas a cambiar de canal durante la ronda (lo cual a veces sucede, y es normal), intenta no cambiar de canal más de una vez por cada ronda que haces.

De forma tal que, recién luego de finalizar la ronda, te preguntes: «¿Qué estoy sintonizando ahora en mi televisor mental?». De este modo puedes asegurarte de seguir siendo específico y de que, incluso si estás haciendo tapping usando «frases globales» cargadas emocionalmente tales como «nunca voy a ser feliz», no comienzas a pensar en todas y cada una de las veces en las que no fuiste feliz. En vez de eso permaneces sintonizado solamente a la frase en sí o a alguna imagen mental que la represente.

No hay problema con usar «frases globales» ocasionalmente en EFT, pero asegúrate de no estar «haciendo zapping» mientras lo haces.

Entonces, en síntesis, EFT requiere aunque sea un poco de tiempo para disminuir la intensidad de aquello en lo que te estés enfocando mientras haces el tapping. Por lo tanto, si imaginas que en tu mente hubiera un televisor, lo mejor es evitar «hacer zapping» a la mitad de una ronda de EFT. De lo contrario, lo más probable es que todos los canales que sintonices sigan teniendo la misma intensidad que antes.

Por lo tanto, intenta mantener sintonizado un mismo canal hasta que finalice la ronda o, en todo caso, si tu mente igual quiere cambiar de canal, intenta mantenerte en ese otro canal hasta terminar la ronda. Recién ahí vuelve a indagar qué canal estás sintonizando ahora, de modo tal de poder modificar las frases del tapping para la siguiente ronda según haga falta. En otras palabras, es completamente normal y esperable «cambiar de canal» varias veces durante una sesión de EFT (en esto consiste el concepto de «aspectos cambiantes»), pero intenta no hacer «zapping» mientras estás haciendo una ronda. 

Eso es todo por hoy. Espero que este artículo te haya sido de ayuda. Me llamo Bruno Sade y soy practicante certificado de EFT, así como también psicólogo matriculado en Argentina. Utilizo EFT como herramienta para ayudar a las personas (que hablan inglés o español) a cambiar sus reacciones emocionales negativas.

Me encantaría saber: ¿Qué opinas acerca de este punto de vista? Me encantaría que lo escribas en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.