La idea de «La Pepita de Oro» para lograr mejores resultados con EFT

Aumentando tu efectividad con EFT, parte 1.

¿Alguna vez te has preguntado por qué a veces EFT pareciera no funcionar? En esta serie de artículos «Aumentando tu efectividad con EFT», te daré algunos consejos respecto a porqué sucede esto y cómo lograr que tu tapping funcione mejor.

Me llamo Bruno Sade y soy practicante certificado de EFT, así como también psicólogo matriculado en Argentina. Utilizo EFT como herramienta para ayudar a las personas a cambiar sus reacciones emocionales y también a superar el miedo al rechazo.

Comencemos.

En términos simples, EFT funciona cuando hacemos tapping en determinados puntos de nuestra cara y cuerpo mientras nos enfocamos en algo que nos hace sentir mal, luego de lo cual esa intensidad emocional disminuye y podemos pensar en la situación con una nueva perspectiva. Ahora bien, cuanto más específico logres ser con este proceso, mejor funcionará.

Por lo tanto, cuando EFT no parece estar funcionando, es decir, la intensidad emocional no parece estar disminuyendo, generalmente se debe a que no estamos siendo lo suficientemente específicos en lo que estamos enfocando. O bien, hemos pasado a enfocarnos en otro aspecto del problema sin darnos cuenta. A continuación te diré a qué me refiero y de qué forma la idea de «La Pepita de Oro» puede ayudarte con esto.

Una manera de asegurarnos de que estamos siendo lo suficientemente específicos con nuestro tapping es si nos enfocamos en «eventos o ejemplos específicos», en vez de enfocarnos en frases demasiado globales o generales. Es decir que, por ejemplo, el hacer tapping con la frase «tengo miedo al rechazo» probablemente no sea muy efectivo ya que es demasiado global. ¿Conocés ese dicho: «el que mucho abarca, poco aprieta»? Bueno, es como que estás abarcando más de lo que EFT puede apretar en una sola ronda de tapping.

Sin embargo, si en cambio fueras a enfocar el tapping en un recuerdo de algo que sucedió ayer: un potencial cliente “te rechazó” y no quiso contratarte, ahora sí tenemos un evento específico. Y éste probablemente contribuye a tu miedo al rechazo (el cual sería el problema global que quieres resolver).

Entonces, sabemos que con la Receta Básica de EFT lo que haces es notar qué sentimientos o emociones emergen en ti cuando piensas en ese recuerdo, y observas si lo sientes en alguna parte del cuerpo en particular (y no te preocupes si no lo sientes en ninguna parte del cuerpo).

Una frase con la que iniciar el tapping en el costado de la mano podría ser entonces «aunque tengo este sentimiento de humillación en el pecho, cuando recuerdo a esta persona diciéndome que no ayer, acepto cómo me siento».

Pero a veces sucede que luego de hacer esa ronda de tapping y verificar cómo te sientes ahora, pareciera que la intensidad no ha bajado nada. Te sientes igual de humillado/a que antes. Esto tal vez se deba a que ya no estás enfocándote en el mismo aspecto que antes.

Es decir, quizás al comienzo estabas pensando en un determinado aspecto de ese recuerdo, tal como «el tono de voz que utilizó la persona cuando me dijo no, gracias, no me interesa», mientras que ahora ese aspecto del recuerdo ya no te molesta tanto, pero estás enfocándote en «¡qué incómodo fue escucharla decirme que no! ¡No supe ni qué decir!».

Por lo tanto, ahora simplemente tienes que enfocarte en este nuevo aspecto que acaba de emerger. La frase con la que iniciar el tapping podría ser «aunque cuando recuerdo a esta persona diciéndome que no quiere trabajar conmigo, y lo incómodo que fue escucharla decir eso, siento esta sensación de vergüenza en el pecho, acepto lo que siento».

¿Entonces en qué consiste la idea de «La Pepita de Oro?» Básicamente consiste en preguntarte, una vez que ya sabes qué evento específico vas a abordar con el tapping y qué emoción sientes en relación a dicho evento: «¿qué aspecto de este recuerdo es el que peor me hace sentir?» En otras palabras, has encontrado un evento o recuerdo para trabajar con el tapping, pero ahora es como si tuvieras una lupa para hacer aún más zoom, al preguntarte «¿en qué aspecto de este evento me voy a enfocar durante la siguiente ronda de EFT?»

Al hacer esto, logras que tu tapping sea aún más específico y se vuelve más fácil darte cuenta cuándo tu mente comenzó a enfocarse en un nuevo aspecto. Debido a la mayor especificidad, tu tapping será focalizado como un láser y encontrarás «oro» en tus resultados mucho más frecuentemente.

A su vez, te sentirás más motivado al notar el progreso en aquellos aspectos que antes te molestaban y ahora ya no.

Esto es todo por hoy. Agradezco especialmente a Alina Frank y a Craig Weiner por enseñarme esta idea de La Pepita de Oro en sus cursos de EFT (que recomiendo mucho).

Ahora me gustaría que me digas: ¿Alguna vez has tenido dificultad para ser específico con EFT? ¿O para darte cuenta que tu foco se ha corrido a algún otro aspecto? ¿Qué piensas de esta idea de La Pepita de Oro? Házmelo saber en los comentarios abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.