¡Ayuda! Mi cliente está hablándome de muchas cosas al mismo tiempo y no sé qué hacer

Aumentando tu efectividad con EFT, parte 11.

Un miedo muy común en los practicantes/facilitadores de EFT (que yo solía tener también) es que algo puede suceder en la sesión y no vamos a saber qué hacer. Uno de estos posibles escenarios es cuando tu cliente comienza a hablar de varias cosas a la vez, por ejemplo diciendo algo como: «Y noto que sucede esto con mi esposo, y esto otro en el trabajo, y además está esta otra cuestión con mis hijos». Y cuando escuchas todo esto, no sabes cómo hacer para encontrar algún evento específico sobre el que comenzar a aplicar el tapping.

Es cierto que en líneas generales queremos aplicar el tapping a eventos o «disparadores» (triggers, en inglés) específicos, pero también es cierto que queremos que la sesión fluya. Y el tapping en sí puede ayudar a esto último. Por lo tanto, aquí van algunos consejos para cuando te encuentras en el medio de una sesión pensando: «¡No sé qué hacer con todo esto que me está diciendo mi cliente!».

Existen varias opciones, pero quiero enfatizar sobre todo la tercera: 

  1. Si notas que el sistema nervioso de tu cliente está desregulado (por ejemplo, notas que él o ella se encuentran claramente abrumados por una intensidad emocional muy alta), puedes usar la técnica de «EFT para orientarnos» que describí en la parte 10 de esta serie de artículos
  1. En cambio, si percibes que el sistema nervioso de tu cliente se encuentra regulado, es decir, él o ella se encuentra en condiciones de hablar contigo sin sentirse demasiado incómodo/a o abrumado/a por lo que están diciendo, una posibilidad es que le pidas que elija uno de los temas que están planteando, y qué piensen en un ejemplo de eso, es decir, un evento específico. Podrías por lo tanto preguntarle: «¿Cuándo es la próxima vez que puede suceder esto?». Ahora bien, esta es una opción válida, pero el problema que noto a veces con esto es que si nos enfocamos demasiado en buscar un evento específico, podemos terminar siendo demasiado rígidos con nuestro enfoque, y la sesión deja de fluir. Es como que no estamos adaptándonos a lo que nuestro cliente precisa en este momento. Por lo cual, me gusta a veces utilizar otro enfoque, que describiré a continuación.
  1. La tercera opción es que podrías preguntarles: «Al pensar en todo lo que me dijiste hace unos momentos, ¿qué sentimientos, emociones o sensaciones notas que emergen en ti ahora?», «¿Y sientes ese sentimiento/sensación en alguna parte de tu cuerpo en particular?». Luego de que tu cliente te responde nombrando alguna emoción, sensación o sentimiento (incluso si el sentimiento es algo así como «me siento un fracaso»), puedes entonces preguntarle: «Y de todo lo que me habías dicho recién, ¿en qué aspecto de todo eso notas que tu mente está focalizándose más que te hace sentir de esa manera?». De modo tal que, incluso si te contestan con una frase no muy específica, puedes iniciar el tapping diciendo: «Aunque cuando pienso en la frase… siento esta… (emoción) en mi (determinada parte del cuerpo), acepto que eso es lo que estoy sintiendo ahora». 

2 preguntas que también pueden resultar útiles son: «¿Notas alguna frase, pensamiento o imagen mental en particular cuando piensas en eso?. «Y al pensar en esa imagen/frase, ¿qué sentimiento, emoción o sensación puedes observar que emerge en ti ahora?».

Estas son formas de lograr una mayor especificidad sin perder «rapport» o conexión con tu cliente (que a veces puede suceder si estamos demasiado «obsesionados» con encontrar algún evento específico). Quizás no estaremos haciendo tapping enfocando un evento específico, pero sí estamos enfocando un «trigger/disparador» específico, ya sea que se trate de una imagen mental, o una frase determinada (incluso si dicha frase es bastante amplia, como por ejemplo: «nunca tendré éxito en la vida»). Seguramente no vamos a resolver toda la cuestión enfocando el tapping únicamente en cómo nos sentimos respecto a determinada frase o imagen mental, pero de todos modos puede resultar de gran utilidad poder disminuir la intensidad emocional asociada a ella. Además, también podemos ver qué otros aspectos emergen luego de cada ronda de tapping.

Podríamos decir, incluso, que estamos usando la Receta Básica de EFT sobre un evento específico. Dicho evento sería: aquí y ahora, pensando en determinada frase/pensamiento/imagen disparadora. Por ende estamos trabajando sobre una determinada «pata de la mesa» específica que sostiene a «la tabla de la mesa» (que sería el asunto o problema general).

Una aclaración importante respecto a este enfoque (de la tercera opción) es que no lo usaría si mi cliente está hablando de un recuerdo claramente traumático (en el cual, por ejemplo, su integridad física se vio comprometida). En ese caso utilizaría las Técnicas Gentiles (de las que hablé en artículos anteriores) junto con aquellas técnicas de EFT que se utilizan específicamente para trabajar recuerdos traumáticos, tales como «Cuenta la Historia» y «La Técnica de la Película».

Entonces, en síntesis, si tu cliente está hablándote de varios temas a la vez, y parece algo difícil poder hallar algún evento específico, en el caso de que no se encuentre demasiado abrumado por la intensidad emocional, puedes preguntarle lo siguiente. «Al pensar en todo lo que acabas de decirme, qué sentimiento, emoción o sensación notas que emerge en ti ahora?». Luego de que responda, puedes preguntarle: «¿Y hay algún aspecto en particular sobre el cual tu mente se está enfocando que te hace sentir de esa manera?», y/o «Al pensar en eso, observas en tu mente alguna imagen o frase en particular que tal vez esté generando esa reacción emocional?».

Al trabajar de esa manera con la Receta Básica de EFT, tal vez notes luego de algunas rondas, a medida que la mente de tu cliente va cambiando el foco a distintos aspectos, que finalmente emerge algún evento específico. O tal vez no, pero de todos modos el tapping probablemente haya sido útil para ayudar a tu cliente a que pueda procesar parte de la intensidad emocional y de las distintas asociaciones conectadas a aquellos pensamientos, imágenes, frases o sensaciones disparadores que hayan enfocado con el tapping ese día.

Eso es todo por hoy. Espero que este artículo te haya sido de ayuda. Me llamo Bruno Sade y soy practicante certificado de EFT, así como también psicólogo matriculado en Argentina. Utilizo EFT como herramienta para ayudar a las personas (que hablan inglés o español) a cambiar sus reacciones emocionales. También suelen consultarme aquellas personas que buscan superar la procrastinación que se debe al miedo a ser juzgados/as o rechazados/as.

Me encantaría saber: ¿Qué opinas de este enfoque? ¿Qué otras recomendaciones se te ocurren para esos momentos en que tu cliente habla de varios temas a la vez? Házmelo saber aquí abajo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.